Transeśntes literarios
  El Epigrama...
 
 
EL EPIGRAMA, PROYECCIÓN Y HERENCIA LITERARIA EN AMÉRICA
DE LA LÍRICA GRIEGA.
 
 
       Reconocer la herencia literaria de las culturas que nos precedieron es el primer paso que debemos dar al encontrar un mundo sorprendente a nuestros ojos. Un mundo capaz de expresar la esencia base del hombre: el derecho a pensar, creer, decir.
 
       Al leer textos de algunos autores o releer otros, vivimos “ese” momento que ellos, fueron capaces de crear partiendo desde su propio mundo y del compartido.
 
       Insertarnos en la cultura Griega, es viajar a través del tiempo, tiempo en que el pensamiento y el quehacer del hombre estaban fundamentados en el desarrollo humano, aportando a una civilización que se extendería con los siglos, por todo occidente. Cultura que tiene sus orígenes en la civilización cretense y micénica, cuyos principios se remontan al tercer milenio a. c.  
  
       Grecia, pese a su espíritu guerrero, fue la cuna de una extraordinaria cultura. Las letras y las artes brillaron durante el siglo de Pericles. Esquilo, uno de los primeros poetas dramáticos que conocemos  de Atenas, dio a conocer sus ultimas producciones en el preciso instante en que Pericles empezaba a imponerse, destacándose también Sófocles, Aristófanes y Heródoto,  padre de la historia. Hipócritas funda la ciencia médica basándose en principios que hoy permanecen.
 
       No obstante conflictos propios de la época, el periodo helenístico estuvo marcado por el triunfo de Grecia como fuente de cultura y, como resultado de las conquistas de Alejandro Magno.
    Los griegos desarrollaron conciencia racial, llamándose a sí mismos ‘Helenos’, nombre derivado, según Homero, de una pequeña tribu del sur de Tesalia. El término “griegos”, empleado posteriormente por pueblos extranjeros, provenía nominalmente de Grecia, nombre en latín de una pequeña tribu helénica del Epiro con la que los romanos tuvieron contactos. Los griegos son los primeros que modifican las marcas reemplazándolas por los sellos e insertándoles el valor artístico. Atenas del Ática, se convirtió en el motor del mundo griego desarrollando un modelo de democracia limitada, perfeccionándola y asentando las bases de la sociedad occidental, postulando libertad, independencia e igualdad.
 
          Los habitantes de la isla de Creta copiaron de los fenicios la escritura, imitaron de los arquitectos babilónicos la cimentación de sus palacios, cultivaron los deportes , posibilitando  a futuro las olimpiadas.
 
       Los griegos dieron el nombre de “pelasgos” a los primeros habitantes de su país. Estos labraban la tierra y se les atribuye la fundación de las primeras comunidades agrícolas del mundo.
 
         A fines del siglo XV se produce una civilización de pueblos más desarrollados que hablan un dialecto emparentado con los actuales idiomas en el continente europeo. En los testimonios de las inscripciones egipcias y los poemas de Homero, se denomina a estos pueblos como los “aqueos.”
 
       Necesaria es esta reseña de un pueblo que supo manifestar la grandeza de su cultura forjada en el pensamiento valórico hacia el ser humano, que pese a crueldades propias de pueblos guerreros, permanece en el tiempo. Necesaria, ha sido hacerla en el contexto de recordar que la nada no existe. La concatenación cultural de este puebo se extiende hoy por occidente, después de siglos, incluyendo nuestra América, especialmente en las artes, siendo la Poética, a la que en este caso, nos referimos. 
 
       A través del hilo conductor surge la herencia cultural que, en esta ocasión  de la poética griega, pasando por los poetas latinos está ahí en Parra,  en Cardenal y otros autores de América, en la poesía epigramática por cierto, en el  Exteriorismo y en la Antipoesía, a las que específicamente nos reseñamos, ilustrando con lo que mejor saben hacer los poetas:  La Poesía.
 
 
POÉTICA Y SENTIDO
       Se dice que la poesía griega tiene orígenes oscuros; lo entendemos desde la visión de quienes lo ven como formación de la escritura, dado que de otra forma nos parece una apresurada apreciación. 
 
       No pretendemos hacer un estudio de la literatura, sino demostrar una herencia literaria presente en la poesía actual y “ver” un mundo de seres humanos diversos, en mundos reales distintos, con diferencias de siglos y sin embargo un "mismo" sentir. Una realidad que los creadores de la palabra trasmiten, por medio de la poética, entregando en esta ocasión para el deleite artístico, un mundo cotidiano, del instante, registrando hechos  en la diversidad de  formas que los poetas viven y  llevan a la palabra escrita, ya sea en Grecia, Roma ,Nicaragua o Chile, desde donde tomamos las referencias poéticas expuestas.
 
 
ORIGEN DEL EPIGRAMA
       El epigrama aparece en Grecia en el s. VII y está compuesto por los términos “epi”: sobre, y “grama”: letra. Denominación que se debe a que inicialmente se ponían sobre las lápidas. Esta definición o término será sinónimo de Poesía Breve de carácter satírico, adoptando con el transcurso de la historia literaria, diversas formas.
 
       Durante el Renacimiento, los escritores epigramáticos clásicos fueron muy imitados, escribiéndose en griego y latín. En España, durante el Siglo de Oro, el epigrama alcanza gran difusión. Quevedo y Lope de Vega lo estudian y modifican. Durante el Modernismo lo cultivaron José Martí y Rubén Darío. En la actualidad el epigrama es muy practicado por los poetas contemporáneos, especialmente por el nicaragüense Ernesto Cardenal.
 
       Se cree que una de las características del epigrama es su brevedad, sin   embargo no necesariamente todos los epigramas lo son (véase  a: CALINO DE ÉFESO, TIRTEO  DE
ESPARTA, EMÓNIDES DE   AMORGO ); creemos que más característico del epigrama son los tonos satírico, sarcástico e irónico.
 
       Entendiendo que las traducciones involuntariamente dejan en ellas una fuente importante del contenido poético original, presentamos a continuación algunos autores dejándoles la apreciación de los textos escogidos, como una muestra del parentesco literario de textos clásicos y actuales, en el tema preciso, la actitud apostrófica, el juego de palabras, la presencia de la paradoja, la aliteración, el culto por la objetividad poética, la revocación deliberada de elementos subjetivos, el empleo de fuentes documentadas con presencia de la realidad; del mundo concreto que rodea al poeta, ese mundo exterior que no elude ningún tema inherente a la vida y, en el lenguaje cotidiano, donde se incluye la ironía, el humor negro, el sarcasmo, el tono de lección magistral, de conferencia, como relato periodístico, aviso comercial, o advertencia; recursos que traen por medio del leguaje, la realidad del entorno; elementos que son muy propios de la poesía clásica griega, de la nicaragüense, el contemporáneo Exteriorismo y  la Antipoesía.     
Incuimos dentro de la selección, algunos textos de la Lírica Griega que,  aunque no son considerados precisamente epigramas, contienen elementos que se heredan de ella, en la poética de occidente.
 
                                                          
                                                    
POETAS GRIEGOS CLÁSICOS
 
 
 
CALINO DE ÉFESO
(S. VII f.l C. 660 a C.)
 
(Fragmento)
¿Hasta cuándo estáis echados? ¿Cuándo tendréis un corazón valiente, oh jóvenes?
¿No tenéis temor respecto de los vecinos, siendo?
tan extremadamente negligentes? ¿En paz creéis
estar? Sin embargo, la guerra se apodera de toda la tierra.
.....................................................................................
y quien esté muriendo lance por última vez sus dardos,
porque es hermoso y glorioso para el varón luchar
por su tierra y los hijos de la legítima esposa
contra los enemigos, y la muerte entonces será, cuando
las Moiras (1) la hilaren. ¡Bueno, que alguien enhiesto vaya,
la lanza levantando y tras su escudo al valiente corazón
acurrucando, cuando por primera vez se mezcle la guerra!
de ninguna manera, pues, es destino que de la muerte huya
el varón, ni aunque su estirpe fuese de antepasados inmortales.
Muchas veces el que huye del combate y del ruido de los dardos
se va, pero en su casa la moira de la muerte lo alcanza.
Pero éste en todo caso no es amado por el pueblo ni echado de menos,
pues en el pueblo entero hay nostalgia cuando un varón de espíritu potente
muere, y vivo es digno de estar entre los semidioses,
pues lo tienen en sus ojos como a una torre,
porque siendo él, solo ejecuta cosas dignas de muchos.
                                                                                       (Edmonds I, 1. 1 D)

(1) Moiras: En plural diosas del destino, designadas también como las parcas: Simbolizan el destino, contra el cual nada puede el poder de los dioses.


TIRTEO DE ESPARTA
(S VII fl. c. 650-630 a. C.)


Los que escucharon a Febo trajeron desde Delfos a la patria
las profecías del dios, es decir, palabras que tienen su fin en sí mismas
Así, pues, el del arco de plata, el señor que lanza flechas desde lejos, Apolo,
el de cabellos de oro respondía desde su opulento santuario
“Que gobiernen con su deliberación los reyes honrados por los dioses,
a quienes preocupa la encantadora ciudad de Esparta,
a los ancianos los de más edad, y en seguida que los varones del demos (2)
pagando con la misma moneda, con rectas ordenanzas,
anuncien cosas hermosas y que todas las que hagan sean justas,
y que no deliberen nada torcido para la ciudad,
y que del demos de victoria y el poder convengan a la multitud”.
Febo, en efecto, acerca de estas cosas así se manifestó a la ciudad.
                                   (Edmonds I, 4. Rodríguez Adrados I, 3 (ex 3ª y 3b D)                                          
                                            
 
Porque es hermoso que muera en las primeras filas cayendo
el varón valiente, combatiendo por su patria,
Al que abandona su propia polis y los fértiles campos
pordiosear es lo más terrible entre todas las cosas,
extraviado con la madre amada y el padre anciano
y con los hijos pequeños de la legítima esposa.
Detestable será entre aquellos, a quienes él vaya,
cediendo a la debilidad y a la aborrecida pobreza,
avergüenza a sus genos (3) y degradasu hermoso aspecto
y toda deshonra y desgracia le acompañan.
Si realmente ninguna consideración ni dignidad ni respeto
ni compasión hay cuando el hombre anda como vagabundo, (4)
con coraje por esta tierra luchemos y por los hijos
muramos, no ahorrándonos ninguno de nuestros alientos vitales.
Oh jóvenes, bueno, luchad permaneciendo el uno al lado del otro,
ni seáis los primeros en la huida vergonzosa ni el miedo,
sino que haced grande y valiente al corazón en vuestros pechos
ni améis tanto vuestras vidas, combatiendo con hombres,
y de los más viejos, cuyas rodillas ya no son tan ágiles,
no huyáis desamparando a los caídos en tierra,
porque es vergonzoso realmente esto, que en las primeras filas cayendo
quede tendido delante de los jóvenes el más anciano,
que tiene ya blanca su cabeza y canosa la barba,
exhalando su espíritu valiente en el polvo,
y los ensangrentados testículos afirmando entre sus amadas manos
-cosas estas vergonzosas a los ojos y al verlas hay que indignarse-
y su cuerpo desnudo. Pero a un joven todo le es propicio
mientras conserve la brillante flor de la amada juventud
al verlo es digno de admiración entre los varones, y deseado por las
mujeres
mientras está vivo, pero hermoso cuando cae en las primeras filas.
¡Bueno, el que va a combatir como es debido permanezca en ambas
piernas
apoyado sobre el suelo, su labio con los dientes mordiendo!
                                               (Edmonds I, 10 Rodríguez Adrados I, 6 (6+7 D)
 

(2) Demos: Alude tanto a pueblo como a territorio, país, población, ciudadano.
(3) Genos: El origen, la estirpe, la familia, la descendencia, pero también tiene un sentido más amplio que incorpora a todo el conjunto de los habitantes en sentido tribal.
(4) vagabundo: Se lee también la idea de vivir como desterrado.


Porque es hermoso que muera en las primeras filas cayendo
el varón valiente, combatiendo por su patria,
Al que abandona su propia polis y los fértiles campos
pordiosear es lo más terrible entre todas las cosas,
extraviado con la madre amada y el padre anciano
y con los hijos pequeños de la legítima esposa.
Detestable será entre aquellos, a quienes él vaya,
cediendo a la debilidad y a la aborrecida pobreza,
avergüenza a sus genos (3) y degradasu hermoso aspecto
y toda deshonra y desgracia le acompañan.
Si realmente ninguna consideración ni dignidad ni respeto
ni compasión hay cuando el hombre anda como vagabundo (4)
con coraje por esta tierra luchemos y por los hijos
muramos, no ahorrándonos ninguno de nuestros alientos vitales.
Oh jóvenes, bueno, luchad permaneciendo el uno al lado del otro,
ni seáis los primeros en la huida vergonzosa ni el miedo,
sino que haced grande y valiente al corazón en vuestros pechos
ni améis tanto vuestras vidas, combatiendo con hombres,
y de los más viejos, cuyas rodillas ya no son tan ágiles,
no huyáis desamparando a los caídos en tierra,
porque es vergonzoso realmente esto, que en las primeras filas cayendo
quede tendido delante de los jóvenes el más anciano,
que tiene ya blanca su cabeza y canosa la barba,
exhalando su espíritu valiente en el polvo,
y los ensangrentados testículos afirmando entre sus amadas manos
-cosas estas vergonzosas a los ojos y al verlas hay que indignarse-
y su cuerpo desnudo. Pero a un joven todo le es propicio
mientras conserve la brillante flor de la amada juventud
al verlo es digno de admiración entre los varones, y deseado por las
mujeres
mientras está vivo, pero hermoso cuando cae en las primeras filas.
¡Bueno, el que va a combatir como es debido permanezca en ambas
piernas
apoyado sobre el suelo, su labio con los dientes mordiendo!
                                               (Edmonds I, 10 Rodríguez Adrados I, 6 (6+7 D)
                                             
 
 
ARQUÍLOCO DE PAROS
 ( S. VII, fl .c 648 a. C.)
 
                     6 D
Con mi escudo alguno de los tracios se vanagloria, el cual junto a un matorral,
arma intachable, abandoné no queriendo,
pero yo me salvé. ¿Qué me importa el escudo aquel?
¡Que se vaya al diablo! De nuevo me compraré uno no peor.  
           
                            79 a D
Golpeado por las olas,
ojalá que los tracios, de alta cabellera,
muy alegremente lo encuentren en Salmideso,
desnudo y congelado por el frío,
donde muchos males lo colmarán
comiendo el pan que es propio del esclavo;
y que muchas algas del mar espumante
lo cubran, y ojalá que, al borde
de un alto acantilado donde revientan
las olas, castañetee los dientes,
como un perro que yace de hocico
en el suelo, fatigado por la falta de fuerzas.
En estas condiciones quisiera verlo,
porque él me hizo daño y pisoteó
los juramentos, siendo antes mi amigo.
 
                             104 D
Desventurado yazgo por este amor apasionado,
sin aliento, y a causa de los dioses por tormentos difíciles de soportar
traspasado hasta los huesos.
                           
 
 
MIMNERMO DE COLOFÓN
   (S. VII, fl. c 630 a C)
 
¿Qué será de la vida y qué sería placentero sin la aura de Afrodita?
Ojalá me muriera cuando ya no me importen estas cosas
el amor furtivo, los dones dulces como el amor y la cama,
estas cosas son las flores seductoras de la juventud
para hombres y mujeres. Cuando sobreviene la penosa
vejez que hace al hombre deforme y al mismo tiempo feo,
siempre funestas preocupaciones atormentan sus sentimientos
y contemplando los rayos del sol no se alegra,
es odioso para los jóvenes y despreciado por las mujeres.
Así de terrible estableció la vejez un dios.
                                      (1D. Edmonds I, A’1-3.R Andrados I,1.J Ferraté 10)
                                            
 
 
SOLÓN DE ATENAS
(S. VII, nace c.640 y muere después de a 560 a. C.)

Eunomonía (
Fragmento)
Nuestra ciudad por destino de Zeus jamás perecerá
ni por las voluntades de los felices dioses inmortales,
porque tan magnánima es la vigilante, de padre poderoso,
Palas, Atenea la que sus manos encima tiene.
Pero los propios ciudadanos destruir la gran ciudad
con sus insensateces quieren, por las riquezas seducidos,
y la injusta manera de pensar de los conductores del pueblo,
para quienes están dispuestos que por su gran soberbia muchos sufrimientos
padezcan, pues no saben contener la saciedad
ni ordenar los placeres en la tranquilidad del festín cotidiano.
                                                                         (Edmonds I, 4..3 D)
                                 
 
 
EMÓNIDES DE AMORGO
      (S. VII, fl. c. 630 a. C.)
 
(Fragmento)
Distinto hizo el dios el modo de pensar de la mujer,
desde un principio. A una la hizo del chancho de cerdas largas,
manchada por la suciedad que hay en toda su casa
desordenada yace y se revuelca por el suelo:
ella sin bañarse (envuelta) en vestido sin lavar,
sentada en los estiércoles engorda.
A la otra dios la hizo nacer de una malvada zorra,
es una mujer conocedora de todo: a ella no se le
oculta nada de lo malo ni de lo bueno,
pues, a menudo de las mismas cosas dice esto es malo,
esto es bueno; unas veces tiene un temperamento, otras veces tiene otro.
A la otra (la hizo nacer) de una perra, es dañina y el vivo retrato de su madre,
que quiere escucharlo y saberlo todo,
por todas partes mirando ávidamente y vagando
ladra, aunque no vea a ningún ser humano.
(7d EdmondsII,7.J. Ferraté 142. Rodríguez Andros I,8).

                         
 
 
HIPONACTE DE ÉFESO
(S. VI fl. c. 542 a. C.)
 
Dos son los días más dulces de la mujer:
cuando alguien la toma por esposa y cuando ya muerta la lleva a
enterrar.
 (I D. R Andrados II, 68)
 
a) Hermes, mi amigo Hermes, hijo de Maya nacido en Cilena,
te suplico, pues, estoy muy mal por el frío.
--------------------------------------------------
Dale un abrigo a Hiponacte; una túnica corta,
chalas, zapatillas y de oro
unas sesenta estateras (5) del otro muro.
 
b) Dale un abrigo a Hiponacte, pues tengo mucho frío
y me castañetean los dientes.............
                         (24 a, b. R. Andrados II, 32 y 33)

(5) estateras: monedas de oro.

                        
 
 
SAFO DE MITILENE
(S. VI fl. c. 590 a. C.)
 
Se han puesto la luna
y las pléyades (6) ya es medianoche,
las horas transcurren, y
yo duermo sola.
 (G. Cammelli XI, 50)
                     
 
Oh, Atis, se te hizo odioso de
mi preocuparte, y al lado de Andrómeda vuelas.
                                                             (1311 L – P. Ferraté 273)
 
Yo te conjuro, por la amistad nuestra,
que escojas otra de más pocos años,
pues yo, que mucho en la edad te excedo,
nada te sirvo.
                     
 
Los astros alrededor de la hermosa luna
de repente ocultan su brillante figura
cuando ella, llena, en todo su esplendor resplandece
sobre la tierra.
                   
 
Como la dulce manzana rojea en la rama más alta,
alta en la más alta punta, la olvidan los cosechadores.
Ah, pero no es que la olviden, sino que alcanzarla no
pueden.

 (6) Pléyades: Las siete hijas de Atlante, cambiadas por constelaciones por Zeus para huir del amor de Arion.

 
POETAS LATINOS
 
 
CÁTULO
(87-54 a.C.)
 
Poemas a Lesbia
Vivamos Lesbia, amémonos
que nos importe un bledo
el cuchicheo de los viejos.
Puede morir el sol y renacer,
pero, una vez, que muera nuestra breve luz,
una y eterna noche dormiremos para siempre.
Dame mil besos, después cien.
Luego mil y otra vez cien
hasta otros mil y luego cien más.
Y, cuando ya sumemos muchos miles,
borrón y cuenta nueva para que no sepamos
cuantos besos llevamos ni lo sepa
ningún intruso envidioso.
Tan enredada está mi razón, mi Lesbia, por tu culpa
y por seguirte a ti está tan perdida,
que ya no podré estimarte por muy bien que te portes,
ni por muy mal que te portes dejaré de quererte.
                                  
 
 
MARCIAL
(40 -104 d. C.)
 
                         (libro I )
Qué es lo que dice esa puta? No me refiero
a tu mujer, Gongilion, sino a tu lengua.
 
                         (libro II )
¿Por qué crucificas, Póntico, a tu siervo
después de cortarle la lengua?
¿No sabes que el pueblo contará lo que él ya no dice?
 
                          (libro XI)
Miente quien dice, Zoilo, que tú eres vicioso.
Tú eres el vicio en persona.
                     
 
 
POETAS NICARAGÜENSES
 
 
ERNESTO CARDENAL
 (1925 Granada, Nicaragua)
 
(de Gethsemaní, ky)
Yo apagué la luz para poder ver la nieve.
Y vi la nieve tras el vidrio y la luna nueva.
Pero vi que la nieve y la luna eran también un vidrio
y detrás de ese vidrio Tú me estabas mirando.
                          
(de Epigramas)
Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso.
                           
(de Epigramas)
Yo he repartido papeletas clandestinas,
gritando: ¡VIVA LA LIBERTAD en plena calle
desafiando a los guardias armados.
Yo participé en la rebelión de abril:
pero palidezco cuando paso por tu casa
y tu sola mirada me hace temblar.
                         
(de Epigramas)
Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.
                       
(de Epigramas)
De pronto suena en la noche una sirena
de alarma, larga, larga,
el aullido lúgubre de la sirena
de incendio o de la ambulancia blanca de la muerte,
como el grito de la yegua en la noche,
que se acerca y se acerca sobre las calles
y las casas y sube, sube, y se aleja
y crece, crece, baja y se deja
creciendo y bajando. No es incendio ni muerte
Es Somoza que pasa.
                                                                   
(de Epigramas)
De estos cines, Claudia, de estas fiestas,
de estas carreras de caballos,
no quedará nada para la posteridad
sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia
   (si acaso)
y el nombre de Claudia que yo puse en estos versos
y los de mis rivales, si es que yo decido rescatarlos
del olvido, y los incluyo también en mis versos
para ridiculizarlos.
 
 
 
 
CLARIBEL ALEGRÍA
(1924 Estelí, Nicaragua)
 
Por las noches
Por las noches
en sueños
más de un amigo muerto
resucita
al despertar
me pregunto
si ellos también
me han soñado.
          
 
Deya
Aquí todos caminamos por los muros
sólo algunos lo saben
la mayoría piensa
que sigue caminando
en tierra firme.
        
 
 
DAISY ZAMORA
(1950 Managua, Nicaragua)
 
Hasta las últimas consecuencias
Mi corazón es combatiente
         a tiempo completo:
No hay cerco que valga y no pueda romper
aunque muera en al defensa
de nuestro territorio.
                          
 
Comandante dos
Dora María Téllez
de 22 años
menuda y pálida
de botas, boina negra
el uniforme de guardia
muy holgado.

Tras la baranda
yo la miraba hablar a los muchachos
bajo la boina la nuca
blanca
y el pelo recién cortado.
(Antes de salir, nos abrazamos)

Dora María
la aguerrida muchacha
que hizo temblar de furia
el corazón del tirano.
                 
 
 
ROSARIO MURILLO
(1951 Managua, Nicaragua)
 
(de Un deber de cantar)
Dejaré aquí un silencio
vos cúbrelo de canciones y tierra
dale músculos, sangre
furiosas ganas de vivir, aliento nuestro
así el cansancio podrá sorprendernos
Sin arrepentimientos
una mañana cualquiera.
                 
 
(de Un deber de cantar)
Pensaba hoy
un nombre para la alegría
un color para la tristeza
me contestaba tu voz
firme hasta la muerte.
               
 
Hombre, de qué nos sirven las noches
Hombre, de qué nos sirven las noches
si hemos abandonado el amor
solo a su propia suerte
mudo y arrinconado como una anciana guitarra
que dejó de cantar.
Para qué sirve la brisa, este amarillo que encendimos
los barquitos de papel sobre el estanque del parque
los chingorros brillantes que dejamos
sobre la misma pared donde claváramos, ilusionados,
los sueños.
De qué nos sirve este montón de esperanza entre las manos
a qué jugar con gotas de rocío que nos empapen el cuerpo
con tardes que nos enciendan el pelo
a qué, si hemos perdido la tierra
y la batalla.
                         
 
 
LA ANTIPOESÍA
 
 
NICANOR PARRA
(1914 Chillán,  Chile)
 
(XXXIII, de Nuevos sermones
y prédicas del Cristo de Elqui))
El HERROR es una fuerza motriz
ay del humano que no yerra nunca!
si Colón no se hubiera equivocado
no existiría América del Sur
Si no se hubiera equivocado Hitler
no existiría América del Norte
si no se hubiera equivocado Mahoma
todos ahora seríamos musulmanes.
                    
 
(2, de Versos de salón)
He preguntado no sé cuantas veces
pero nadie contesta mis preguntas.
Es absolutamente necesario
que el abismo responda de una vez
porque ya va quedando poco tiempo
                    
 
(de Guatapique)
Para qué molestarse escribiendo cuentos
ensayos novelas etc.
cuando todo puede expresarse mejor en verso
para eso se hizo la poesía
para decir las cosas a poto pelao
                    
 
(de Guatapique)
Capitalistas y Socialistas
del mundo uníos
antes que sea demasiado tarde.
                    
 
Chile
Da risa ver a los campesinos de Santiago de Chile
con el ceño fruncido
ir y venir por las calles del centro
o por las calles de los alrededores
preocupados-lívidos-muertos de susto
por razones de orden político
por razones de orden sexual
por razones de orden religioso
dando por descontada la existencia
de la ciudad y de sus habitantes:
aunque está demostrado que los habitantes aún no han nacido
ni nacerán antes de sucumbir
y Santiago de Chile es un desierto.
Creemos ser país
y la verdad es que somos apenas paisaje.
                        
 
 
TERESA CALDERÓN
(1955  La Serena, Chile)
 
Informe
Arrestado en su domicilio
a medianoche
mientras pensaba
sorprendido “de facto”
en clandestina asamblea
consigo mismo.
               
 
Ultramundo
Hay en otra parte un país
donde en verdad la muerte
es asunto delicado
pero nunca una cuestión
del otro mundo.
              
 
Escritura
Escribo menos de lo que veo
Y veo bastante menos de lo que hay.
Sin embargo sería suficiente
tomar un haz de palabras
y salir a errar
por la página en blanco
sin perder de vista
que el mundo es largo
pero nunca el único.
             
  
 
 
 
DOCUMENTACIÓN BIBLIOGRÁFICA :
Poetas Griegos clásicos: Héctor García Cataldo. Lírica Griega Arcaica del Siglo VII a. C.Antología de Fragmentos. De Arquíloco a Anacronte. Centro de estudios Griegos Bizantinos y Neohelénicos “Fotias Malleros” Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad de Chile. Valparaíso. 1998.
Himnos Triunfales Con Odas y Fragmentos de Anacreonte, Safo y Erina: Editorial Yereni Barcelona España 1954.
La vida común en versos latinos: Ernesto Cardenal. Cátulo/ Marcial. Ediciones Tácitas, Ancud. Chile. 2004.
Antología de Ernesto Cardenal: selección, prólogo y Notas Jaime Quezada. Editorial Universitaria. Santiago Chile 1994
Nicanor Parra: Poemas para combatir la calvicie. Compilador Julio Ortega Fondo de cultura económica Sgto. Chile 1996
Poesía chilena de hoy: De Parra a nuestros días. Selección de Erwin Díaz. Documentas / Literatura. Santiago Chile 1992.
Guía para talleres de poesía: Osvaldo Ulloa Cemor-Asel Chile. Centro Ecuménico Mons. Oscar Romero - Acción Social Ecuménica Latinoamericana. Santiago de Chile 1990.



@magdalenafuenteszurita
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual


               Prohibida su reproducción total o parcial o por cualquier medio, sin autorización de la autora.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=