Transeśntes literarios
  Versos de espantapájara
 


VERSOS DE ESPANTAPÁJARA


 
       ESTACIÓN DE LOS ARDORES
 (fragmentos)
 
Soy la espantapájara
que abre sus brazos bajo el sol
Aquí yace mi cuerpo
ardiendo en ocasos
Vienen aves maléficas
a perturbar los sueños
que restañan las heridas
Se congregan las semillas
de los cuerpos
y las vestiduras traen
las ráfagas de la tierra.
 
Aquí soy
Soy la tierra
Soy las piedras
Esta es la realidad mía
Aquí viene el viento
cortando el cielo
el polvo de los caminos
Yo soy la sangre que sube
por las colinas
que corre por el río
Soy la que viene a buscar
las horas sucesivas.
 
Aquí cae el sol
como cuchillo en las siestas
y agobian las tardes
de salones de belleza
Aquí los almacenes y la canción
no son lo mismo
¡Todo es tan extraño!
Qué haces tú entonces
mientras yo sigo siendo la misma
que va cantando tu nombre?
 
Llaman las campanadas
y soy la cansada estatua
entre el sonido
tratando de volver a las sílabas

Soy el naufragio ardiendo
la razón que no razona, por ti
la risa que ríe, por ti
el sol aprendiendo
el lenguaje de los cuerpos.

Busco tu rostro entre todos los rostros
en las enmarañadas ciudades
para detener esta desazón mía
de cordillera cansada
Vuelvo mi cabeza que gira
como una hoja desprendida
afuera
el sol cae a pedazos
sobre los cuerpos
y los perros vienen a buscarme
para terminar el sueño
Pero yo me levanto
lucho con todos los fantasmas
hasta tocar la lluvia
de tus manos.
 
Aquí estoy hecha
de pequeños retazos
Frágil de materia
Bajo el sol
las estrellas
bajo la lluvia
de cara al viento
con mis brazos extendidos
mientras se derrama el poniente
sobre mis párpados

Aquí estoy
vengan  vengan
mis amados pájaros
a picotear
este corazón

de espantapájara.



ESTACIÓN DE LAS EMIGRACIONES (Fragmentos)

Es el aire es este aire tuyo que viene
desde antiguos tiempos
traspasando las células
de las estaciones
Bañando los rostros
soplando entre mis cabellos
hasta la vorágine.
 
Comulgo con la memoria
porque ya no basta
la propia realidad.
 
Herida estoy en lo profundo
de mi ala izquierda
¡y me arrancas una lágrima
del mismo lado!
 
A veces sucede
que salgo a la calle
y no sé si llevo falda
o zapatos
no recuerdo si me he vestido
o si llevo lentes
y tengo que mirar mis extremidades
palpar mis ojos
Luego me busco entre la gente
me adelanto a los rostros
frente frente a los rostros
para encontrar mi sombra.
 
Las manadas llegan
a destrozar mis paisajes de colores
mis bodegas indefensas
mis fiestas procesadas
Tomo posesión de mi misma
en los vendavales
Empiezo a dibujar mi sombra
a encontrar mis rodillas extraviadas
a descubrir mi mano izquierda
a destapar el sueño con mis pasos
a marcar otras riberas
con todos los causes necesarios.
 


          ESTACIÓN DEL EXTRAVÍO
(Fragmentos)
 
Suena el viento
sobre los techos húmedos
Suena la lluvia
en el silencio frío:
Dame una señal
que venga sin tu nombre.
 
Viajé
         como las estaciones silenciosas
Crucé ciudades solitarias
en los trenes antiguos
y nadie conocía tu nombre
Lloré
        como la lluvia sobre tu mejilla
y no fuiste mi alma vagabunda
Entonces preparé
lentamente y dolorosamente
mi escaso equipaje
y vine a guardarme
para olvidar tu sombra
y aquí bajo el paraguas
no soy yo la que quiebra la mirada
para cubrir los espejos
que traen
               algo más
que tu nombre.
 
Quién escuchará mi alma desgarrada?
Quién contendrá mi sangre 
en este recóndito dolor
habitando la red invisible?
Arranco mi plumaje
en túneles interminables
De qué servirán los fantasmas
que roen mi corazón indefenso?
Quién calmará esta sed de ti?
Quién llorará sobre mi alma?
Quién guiará tu barca
el día del naufragio?
De qué lugar llegará tu nombre
la noche de mi muerte?
 
   
 
 
ESTACIÓN DEL HECHIZO (Fragmentos)
 
Hay una brisa de alegría
rondando el aire
Eres tú el que llega
con aromas a mi mesa.
 
Años anduve años
Anduve largo tiempo
encontrando tu nombre
entre las islas
De pronto
nada fue necesario
Ni la soledad dolorosa
ni la lluvia clamando tu nombre
ni los leños que solías traer
ni las calles que conocen
todos tus pasos
Nada fue necesario   nada
Aquí estabas de pronto
frente a mis ojos.
 
Zarpan las naves bajo el sol
y la solitaria isla se entrega
al fruto
Emprendemos el camino
a las antiguas ciudades del hechizo
para encontrar el olvidado beso
mientras
transcurre la noche
         en su ruido lejano.
 


© Magdalena Fuentes Zurita.
Versos de Espantapájara
Propiedad Intelectual Nº 102.001
I.S.B.N. Nº 956-272-811-0
Derechos Reservados.

Prohibida su reproducción total o parcial o por cualquier medio, sin autorización de la autora.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=